El daño que el estrés puede producir a tu corazón

Tipos de estrés y como afectan a nuestra salud

El estrés y las patologías cardiovasculares

La relación del estrés y los accidentes cardiovasculares

 

¿Qué es el estrés? El estrés es uno de los principales enemigos de nuestro corazón y cerebro. El estrés aparece cuando una persona se ve bajo presión, en situaciones difíciles que superan sus recursos, y estas situaciones mantenidas en el tiempo acaban afectando a la salud.

Estos estados de estrés producen mucha angustia y episodios de nerviosismo al tratar de cumplir con las demandas o superar una situación emocionalmente complicada, experimentando una sobrecarga mental y/o física, la cual influye negativamente en la salud cardíaca y emocional de la persona estresada.

El estrés tiene varios síntomas por los que lo podemos detectar, algunos de estos síntomas pueden empezar a manifestarse como dolores de cabeza, dolor ocular, cambios en la conducta, problemas cardiovasculares, mareos, vertigo, insomnio, rigidez muscular, entre otros muchos síntomas. Cada persona puede sufrir uno o varios síntomas dependiendo del grado de estrés al que esté sometido.

Tipos de estrés que existen

  1. Estrés agudo: Es un estrés que se ocasiona en un breve periodo de tiempo y normalmente desaparece con rapidez. Este estrés es muy común, sobre todo cuando se vive un proceso de excitación o de situaciones complicadas. Su breve duración hace que no ocasione problemas cardiovasculares graves.
  2. Estrés crónico: Se sufre durante un periodo de tiempo más prolongado que el estrés agudo. Este puede prolongarse desde semanas hasta meses, no obstante, la persona puede llegar a acostumbrarse a él y no darse cuenta de que lo está viviendo, produciendo así problemas de salud en un futuro próximo.

¿Cómo afecta el estrés a nuestro corazón?

El estrés mantenido en el tiempo puede acabar derivando en graves problemas de salud; el nerviosismo y la actividad cerebral bajo presión acelera nuestro ritmo y la frecuencia cardíaca de forma brusca. La amígdala es la encargada de dar respuesta a las amenazas o situaciones de pánico, y esta estrechamente relacionada con los paros cardíacos súbitos por estrés.

¿Sabías que durante las dos horas siguientes a sufrir una alteración emocional, la posibilidad de sufrir una parada cardiaca es más elevada?

La amígdala y su activación por situaciones de estrés durante espacios de tiempo prolongados, está íntimamente relacionada con las paradas cardiorrespiratorias, la amígdala interviene en el proceso de las emociones, es capaz de acelerar nuestra respiración, aumentar bruscamente la frecuencia cardíaca, subir la presión arterial, y tensar la musculatura.

 

Estrés y su influencia en accidentes cardiovasculares

 

El nivel de estrés también tiene una relación directa con el bajo nivel de glóbulos blancos, un organismo con las defensas bajas aumenta las posibilidades de padecer enfermedades.

Otras patologías y consecuencias cardiovasculares que podemos sufrir por estrés:

  1. Parada cardiopulmonar
  2. Ictus
  3. Arrítmias
  4. Aumento de la presión arterial
  5. Derrame cerebral
  6. Aumento de la inflamación en el cuerpo
  7. Aumento del colesterol y los triglicéridos
  8. Situaciones de palpitaciones


¿Cómo podemos reducir el estrés?

El estrés es un estado que experimentan todas las personas al tener que superar determinadas situaciones difíciles, algunas de estas situaciones requieren de una gestión emocional muy intensa; ante estas situaciones de estrés la mejor decisión es la de acudir al médico de cabecera o de familia y exponerle la situación de estrés.

Es importante saber detectar el estrés y ver si se repite de forma innecesaria en nuestro día a día; nuestro médico de cabecera es el mejor experto que podemos encontrar para tratar situaciones de estrés laboral y personal.

Ante los primeros indicios, para intentar reducir el estrés diario y evitar en los casos más graves una posible parada cardíaca, ictus, derrame cerebral o arritmia, es aconsejable reducir la intensidad del día, realizar un cambio de hábitos y hacer deporte de forma regular, pasar más tiempo al aire libre, realizar actividades, relajarse y tener un buen descanso, todo esto nos ayudará a reducir en gran medida nuestro nivel de estrés ya sea por esfuerzo físico o mental.

Una dieta equilibrada es otro punto que nos ayudará a reducir los niveles de estrés y mantener una salud cardiovascular óptima, así como minimizar el consumo de alcohol, tabaco y azúcar.

Una técnica muy sencilla para reducir el nivel de estrés es sentarse en silencio durante 10 minutos diarios y concentrarse en la respiración, al concentrarnos en algo del presente evitamos que nuestra mente entre de nuevo en la hiperactividad de pensamientos que reviven las emociones negativas, el escuchar y sentir nuestra respiración nos ayuda a relajarnos y disminuir el ritmo cardíaco.

Cardioprotección ante la parada cardiopulmonar

El estrés en muchas situaciones puede derivar en una parada cardiorrespiratoria súbita. Por esta razón, es importante cardioproteger los espacios donde exista una afluencia alta de personas o espacios con situaciones de estrés a nivel laboral o particular.

Desde Neosalus ofrecemos una amplia variedad de planes de cardioprotección para empresas y particulares, planes de cardioprotección con todo incluido en una cómoda cuota que incluye la instalación del equipamiento y el desfibrilador, recambios ilimitados, formación, registro, seguro, mantenimiento con y sin supervisión. La cardioprotección de espacios salva muchas vidas.

 

Alquiler de desfibriladores por meses o temporada

Disponemos de planes integrales de cardioprotección con equipos desfibrilador en alquiler con mantenimiento, formación y supervisión del desfibrilador DEA las 24 horas.

CARDIORENTING

35€/mes

DEA SIN CONEXIÓN

CARDIORENTING+

45€/mes

DESFIBRILADOR CONECTADO

Renting de desfibriladores cardioprotección permanente

Disponemos de planes integrales de cardioprotección con equipos desfibrilador, mantenimiento, formación y monitorización DEA 365. Ofertas de renting para cardioprotección permanente.

ALQUILER DE DESFIBRILADOR

35€/mes

SIN NEOCONTROL

ALQUILER DEA CONECTADO

45€/mes

CARDIONLIVE + NEOCONTROL