Desfibriladores portátiles para cardioprotección

El desfibrilador portátil externo DEA DESA

Qué es un desfibrilador DEA o DESA

¿Qué es un desfibrilador portátil?

 

Un desfibrilador portátil es un dispositivo médico que se utiliza en caso de emergencias a fin de tratar la fibrilación ventricular o la taquicardia ventricular. Es un instrumento electrónico que, mediante una descarga eléctrica, permite restaurar el ritmo cardíaco normal.

Estos desfibriladores que se pueden mover son muy útiles para realizar una intervención rápida y eficaz en caso de paro cardíaco repentino. Además, su diseño compacto y movible los hace fácilmente transportables y accesibles, y pueden ser usados por personal médico y no médico capacitado en resucitación cardiopulmonar (RCP).

Es importante destacar que, aunque los desfibriladores son una herramienta muy valiosa, también es necesario contar con personal capacitado para su uso adecuado y seguro.

 

¿Para qué sirve y cómo se utiliza un desfibrilador portátil?

 

Es un dispositivo médico que se utiliza para restaurar el ritmo cardíaco normal en pacientes que sufren de fibrilación ventricular o taquicardia ventricular sin pulso. El desfibrilador administra una descarga eléctrica al corazón que ayuda a detener la arritmia y devolver el ritmo normal.

El aparato es fácil de usar y movible, lo que lo hace ideal para situaciones de emergencia. A fin de utilizar el desfibrilador, primero se debe asegurar que el paciente no tenga signos de vida y se debe colocar el electrodo en el pecho del paciente.

El desfibrilador analizará automáticamente el ritmo cardíaco y si detecta una arritmia, proporcionará instrucciones para administrar la descarga eléctrica. Estos desfibriladores DEA se encuentran en aeropuertos, estadios y otros lugares públicos para ayudar a salvar vidas en situaciones de emergencia.

 

¿Qué función realiza este equipo?

 

Un desfibrilador movible es un dispositivo médico que tiene la función de reanimar a una persona en caso de una parada cardíaca. Este desfibrilador es manejable, lo que permite que pueda ser utilizado en cualquier lugar. Si una persona sufre una parada cardíaca, cada minuto que pasa disminuye sus posibilidades de supervivencia. Por lo tanto, es crucial actuar con rapidez si no hay ningún personal sanitario.

El desfibrilador, mediante una descarga electrógena, puede restablecer el ritmo cardíaco normal de una persona. Es importante recordar que este aparato no reemplaza la maniobra de reanimación cardiopulmonar (RCP), sino que es complementario a la misma.

Es vital que en una situación de emergencia se llame inmediato a los servicios de emergencia llamando al número 112, donde se indicará cómo usar el desfibrilador externo automático y cómo realizar la RCP con el objetivo de reanimar a la persona.

 

¿Cuál es el precio de un desfibrilador portátil?

 

El precio varía según el modelo y la marca. Es una inversión importante, ya que puede salvar vidas en caso de emergencia. Los desfibriladores portátiles son dispositivo médico que pueden ser utilizados por personas sin capacitación médica específica, aunque se recomienda recibir cierta formación antes de usarlos. Los precios pueden oscilar entre los 1000 y los 3500 euros, dependiendo de la tecnología y las características del aparato.

Además, es importante tener en cuenta que el mantenimiento y calibración regular del desfibrilador automático pueden agregar costos adicionales. A pesar de su precio elevado, puede ser una excelente herramienta para las personas que tienen problemas cardíacos o para aquellos que trabajan en instalaciones donde los problemas nerviosos pueden ocurrir, como estadios y centros deportivos. Es esencial hacer este tipo de inversión para estar preparado ante cualquier emergencia de salud.