El desfibrilador

La necesidad de usar un desfibrilador puede aparecer en cualquier lugar y en cualquier momento, es por esto que hay que estar preparados. Sabemos: ¿dónde los podemos comprar? ¿qué es y cómo funciona?, ¿cómo lo tengo que usar? Y ¿Dónde lo encuentro?

Hoy en día es obligatorio tener un desfibrilador en espacios públicos (terminales aeroportuarias, centros comerciales, gimnasios, colegios, clínicas dentales, clubs deportivos, entre otros), para poder hacer frente a una situación de emergencia por parada cardiorrespiratoria.

Un desfibrilador es un aparato médico electrónico que suministra descargas eléctricas al corazón a través de la pared torácica para tratar un paro cardiorrespiratorio o ataque al corazón de una persona.

¿Cómo funciona un desfibrilador?

La principal función de un desfibrilador es salvar vidas restaurando el ritmo cardiaco de una persona que acaba de sufrir parada cardiorrespiratoria y en estas situaciones el factor tiempo es muy importante.

Estos dispositivos pueden revertir la fibrilación ventricular o muerte súbita restableciendo el ritmo normal del corazón por medio de la administración de una descarga eléctrica en el tórax del paciente.

Disponen de unos sensores capaces de analizar el ritmo cardiaco, determinar cuándo es necesaria la descarga y conocer a qué nivel de intensidad se debe realizar.

Existen desfibriladores más avanzados que no solo proporcionan una descarga de alto voltaje, sino que también guían al rescatador durante todo el proceso de recuperación cardiopulmonar para que la velocidad y las compresiones aplicadas sean las adecuadas.

Comprar un desfibrilador

Cuando se produce una situación de emergencia el factor tiempo es determinante, por lo que es recomendable que no solo los profesionales sanitarios dispongan de uno, sino que las empresas y municipios también cuenten con estos elementos para poder salvar vidas.

Los desfibriladores han dejado de ser exclusivos de los hospitales o centros sanitarios y espacios públicos obligados por ley. Con los avances tecnológicos, cualquiera puede disponer de estos dispositivos.

Debido a las especificaciones técnicas de portabilidad y fácil manejo, los desfibriladores pueden ser usados por cualquier primer interviniente, sin temor a cometer un error por no haberlos usado nunca antes.  Son idóneos para su uso fuera del ámbito sanitario.

Cardioprotege tu municipio

En Neosalus somos una empresa líder en aportar soluciones de cardioprotección y queremos ayudar a los municipios a cardioproteger a sus habitantes y vecinos.

Actualmente, disponemos de diferentes opciones para tu municipio, entidad o empresa, para mantener seguros tanto a los habitantes como a los propios trabajadores.

Por eso, está activa la convocatoria del ACM para poder realizar la solicitud a través de ella. Además, somos de las empresas mejor valoradas en la convocatoria.

Los desfibriladores que tenemos en Neosalus conectan directamente con el 061, siendo ésta una característica diferencial que nos convierte en la opción más segura y rápida en caso de parada cardiorespiratoria.

Conviértete en un municipio cardioprotegido con Neosalus, pídenos más información llamando al 900 52 56 78 y resolvemos todas tu dudas y preguntas.

COMPARTE ESTE POST