Franch Grup se suma a la cardioprotección

La empresa Franch Grup de la Pobla de Segur, dedicada al transporte de pasajeros por carretera y a la organización de viajes por todo el mundo, ha iniciado la cardioprotección de sus servicios con la instalación de desfibriladores (DEA) en la su flota de vehículos.

 

Este gesto convierte a la empresa poblatana, en una de las pioneras en Cataluña y en el estado en cardioproteger sus autobuses.

«Apostamos por mejorar los servicios que ofrecemos a nuestros clientes, no escatimamos en aspectos como la seguridad, la prevención y la salud de nuestros pasajeros», afirma Jordi Franch, gerente de Franch Tours. Y añade, «Aunque no hemos tenido ningún urgencia cardiaca, sí que nos hemos encontrado con algún pequeño incidente, donde saber a quién avisar y qué hacer es muy importante. Creemos que la prevención es vital». Así también, sus trabajadores han sido formados en primeros auxilios y en el uso del DEA.

Junto con el desfibrilador, han adquirido unas mochilas-botiquín que permitirán llevar el servicio de cardioprotección más allá del vehículo, es decir, las actividades en que participen sus clientes serán cardioprotegidas y sanitarizadas, ya que estas botiquines portátiles están equipadas con un desfibrilador y material sanitario básico para realizar la primera atención en caso de un accidente.

franch-grup-desfibrilador-farmaciola

La cardioprotección es una tendencia emergente orientada a la protección del corazón en el caso de episodios cardíacos. En estos casos, un DEA puede conseguir que vuelva a latir el corazón de la persona afectada hasta la llegada de los servicios médicos de emergencia.

Para que las posibilidades de supervivencia ante una parada cardiaca súbita sean óptimas, se debe realizar de forma inmediata un soporte vital básico (SVB) que permita mantener el flujo necesario de sangre oxigenada al cerebro hasta que se restablezca el ritmo cardíaco normal mediante la descarga eléctrica suministrada por un DEA.

El paro cardíaco es una de las primeras causas de mortalidad en Europa, en Cataluña se producen entre 3000 y 4000 al año, una cada dos horas y media. La supervivencia está alrededor del 10% en los países desarrollados, y desgraciadamente, la mayoría de estas emergencias cardiacas ocurren en personas jóvenes.

COMPARTE ESTE POST
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin