LifeVac: el dispositivo básico en primeros auxilios

El revolucionario dispositivo LifeVac se ha convertido en un accesorio imprescindible en cualquier botiquín. Este equipo de primeros auxilios está diseñado para que cualquier persona pueda actuar rápidamente en casos de emergencia por atragantamiento.

Conviene recordar que el tiempo de reacción en estas situaciones es vital, ya que es necesario actuar lo más rápido posible para evitar daños cerebrales y, en el peor de los casos, la muerte por asfixia. Gracias a la fuerza de succión, el LifeVac consigue actuar en segundos, liberando inmediatamente la obstrucción en la vía aérea de la víctima.

Cómo funciona LifeVac y qué ventajas ofrece

LifeVac funciona por succión y su uso es completamente seguro. A través de la fuerza de succión se genera una presión negativa que es tres veces superior a la de la maniobra de Heimlich, consiguiendo retirar cualquier obstrucción en las vías. Esta succión tiene una duración mínima, por lo que no supone ningún riesgo para la víctima.

Lo más recomendable es que utilizarlo como complemento a la Maniobra de Heimlich o como sustituto en casos en los que la maniobra es ineficaz. Por ejemplo, en personas obesas, ancianos, personas en sillas de ruedas o embarazadas.

Estas son algunas de las ventajas del LifeVac:

  • Es seguro y muy fácil de usar. Cualquier persona puede utilizarlo, ya que no requiere ningún conocimiento especial ni es necesario saber aplicar la compresión abdominal.
  • Es un dispositivo de emergencia no invasivo y no contienen ningún elemento que pueda provocar daños en la boca de la víctima.
  • Apto para embarazadas, ancianos e incluso niños. El dispositivo incluye tres mascarillas intercambiables, dos mascarillas para adultos y una pediátrica.
  • No necesita apenas mantenimiento. Tan solo hay que renovar las mascarillas cada 3 años.

Casos de éxito con LifeVac

La efectividad del LifeVac ha sido varias veces demostrada. Pero una de las primeras vidas que este dispositivo salvó en nuestro país fue en la Asociación de Parkinson de La Roda, en Albacete. La primera reacción fue practicar la Maniobra de Heimlich, pero esta se realizó sin éxito por lo que se decidió recurrir al LifeVac con el que se consiguió salvar la vida de la víctima.

El uso de este dipositivo es sobre todo aconsejado en espacios públicos o con cierta afluencia de personas. Y dada su alta tasa de éxito, el LifeVac ya está presente en numerosos centros médicos, ambulancias, escuelas, comedores escolares, restaurantes e incluso hoteles.

Eso sí, no hay que olvidar que se trata de un dispositivo con prescripción de un solo uso. El principal motivo es evitar problemas de contaminación cruzada.

COMPARTE ESTE POST